Hablar como tarea cognitiva compleja. El lugar de la gramática en el conocimiento lingüístico

Argitaratua: larunbata, 2004(e)ko maiatzaren 15(e)an, 12:45(e)an
Alejandro Castañeda Castro

“ Gramática y aprendizaje de lenguas: perspectivas cognitivas y aplicaciones pedagógicas” ikastaroa.

Tomar decisiones sobre la forma de abordar la enseñanza de una segunda lengua dependerá decisivamente de la concepción que tengamos del objeto de aprendizaje. En esta sesión se consideran las consecuencias pedagógicas generales que se derivan de una determinada forma de concebir el conocimiento lingüístico. En particular, se incide sobre el papel que puede ocupar la enseñanza de la gramática si se parte de una idea del lenguaje donde se haga hincapié en su naturaleza cognitiva compleja y en su carácter procedimental u operativo.

Si el tipo de conocimiento que se pretende adquirir es un saber hacer, una habilidad técnica, basada en rutinas automáticas de enorme complejidad interna, y no conocimiento consciente y explícito o verbalizable de las reglas y pautas que describen las regularidades de la conducta lingüística, ¿cuál es el papel de la enseñanza explícita de la gramática? ¿Es posible pasar del conocimiento explícito al conocimiento implícito? Esta posibilidad es crucial para la enseñanza de segundas lenguas, sobre todo a personas que han pasado cierto período que parece resultar crítico para el aprendizaje lingüístico puesto que tales aprendices tienen más facilidad para adquirir conocimiento explícito que conocimiento operativo y, por otra parte, resulta obvio que el control consciente del funcionamiento de ciertos aspectos de la lengua conlleva evidentes ventajas relativas a la creatividad y a la capacidad de resolución de problemas de representación y comunicación inéditos.

La enseñanza de la gramática se basa en el supuesto, tácito o no, de que el conocimiento explícito de una regla simbólica, controlado, consciente, lento e ineficaz, pero creativo y versátil, puede convertirse en conocimiento implícito, automático, inconsciente, rápido y eficaz, mediante la práctica. Incluso en el caso de que tal supuesto de conversión de conocimiento explícito a conocimiento implícito no se acepte, se admite una relación débil entre un ambos tipos de conocimiento. Y las teorías cognitivistas sobre el aprendizaje de conocimiento en general y de conocimiento lingüístico en particular aportan argumentos a favor de la idea de que al igual que en otras destrezas cognitivas complejas la práctica puede convertir el conocimiento explícito en conocimiento implícito pero en determinadas condiciones.

La ponencia aborda la problemática de la forma en que la llamada teoría cognitiva de adquisición del lenguaje afronta la cuestión; y los corolarios de relevancia pedagógica que se desprenden de dicha concepción.

Beste eduki interesgarriak

Alejandro Castañeda Castro

Percepción de la gramática. Representaciones lingüísticas y funciones discursivo-pragmáticas

En esta ponencia, se pretende abordar el alcance del enfoque cognitivo (sobre todo desde el punto de vista aportado por Langacker) en la comprensión de las relaciones existentes entre la capacidad de representación de la lengua y las funciones discursivas y pragmáticas. La descripción de la gramática de las lenguas, sobre todo en el ámbito de la lingüística funcional, recibió una saludable inyección de savia nueva cuando se vio enriquecida por la consideración de las dimensiones discursiva e interpersonal de los recursos lingüísticos. Halliday sugiere que con la lengua atendemos a tres tipos fundamentales de funciones o expresamos tres tipos generales de significado: ideativos, los que se refieren a las cosas y a sus relaciones (significados proposicionales o factuales); textuales o discursivos (los que tratan de la relación entre lo que decimos y lo que suponemos que sabe o necesita saber nuestro interlocutor); e interpersonales o pragmáticos (los que tienen que ver con las intenciones que tenemos cuando hablamos respecto de nuestros interlocutores). Ahora bien, al parecer, la triple distinción de Halliday, tal y como ha sido interpretada hasta aquí, no basta para dar cuenta de todas las vicisitudes de los signos lingüísticos. Debemos prestar atención ahora a ciertas distinciones disponibles en las lenguas que no es fácil hacer encajar en la función ideativa (en tanto que factual o proposicional), en la textual o discursiva o en la interpersonal o pragmática. Ha sido la Gramática Cognitiva (Langacker, 1987, 1990) la corriente de pensamiento lingüístico que más ha llamado la atención sobre esta posibilidad de que la lengua sirva para representar diferentes imágenes o percepciones de una misma escena o situación real como puede hacer la representación pictórica o como ocurre con la percepción visual. La gramática cognitiva ha llamado la atención sobre el hecho llamativo de que los valores fundamentalmente ideativos o representativos en gran medida expresan distinciones que tienen carácter de concepción, de perspectiva, de imagen que sirve para estructurar una escena, de configuración representacional más que de diferencia factual o reducible a condiciones de verdad. En la ponencia, se subraya la enorme utilidad pedagógica que se deriva de tener en cuenta las dimensiones que pueden dar lugar a alternativas de representación y que han sido reconocidas por la Gramática Cognitiva ( y entre ellas, se destacan unas cuantas). Y se concluye afirmando que la condición “figurativa” del lenguaje que pone en evidencia la lingüística cognitiva, permite abordar el problema de la adaptación pedagógica de las descripciones gramaticales con tres ventajas.
Alejandro Castañeda Castro

Alternativas en la adaptación para la clase de las descripciones gramaticales

Hay razones de peso a favor de la necesidad y las ventajas de una descripción gramatical de orientación cognitiva, que atienda al carácter representacional de las formas y estructuras, así como argumentos a favor del valor didáctico de las explicaciones basadas en concepciones simbólicas configuracionales de la lengua. Ahora bien, a pesar de que las ventajas expuestas sobre una perspectiva cognitivista y pragmática de la lengua se hacen evidentes puede que no sean relevantes o den el rendimiento adecuado en relación con todas las formas y en relación con todas las situaciones de aprendizaje.